Prensa

Jueves, 29 noviembre, 2018

Implementación de cámaras Gesell en diversas zonas del país redujo en 10% el abandono de denuncias

Las cámaras fueron instaladas en Lima, Cusco, Lambayeque y Madre de Dios gracias al financiamiento del Fondo Ítalo Peruano

El Fondo Ítalo Peruano (FIP), como parte de su labor por la defensa de los derechos de niños, niñas y adolescentes, financió este año la implementación de 15 cámaras Gesell en las zonas del país que registraron un mayor índice de violencia sexual en los últimos meses. Estas nuevas herramientas han contribuido a la reducción en un 10 % del abandono de denuncias debido a que las entrevistas a las víctimas pudieron ser más rápidas.

Lima, Cusco, Lambayeque y Madre de Dios fueron las ciudades atendidas con estas nuevas herramientas que, según los resultados presentados este martes por la la Asociación Solidaridad de Países Emergentes (ASPEm), responsable del proyecto, han contribuido en mejorar la atención de las víctimas.

Según precisó Cecilia Miranda, responsable del proyecto “Fortalecimiento del sistema de atención y protección frente a la violencia sexual a niñas, niños y adolescentes”, el 60% de niños, niñas y adolescentes que han sido víctimas de violencia, no suelen acudir a la entrevista única. Por ello, resaltó que uno de los puntos clave de esta iniciativa ha sido la capacitación. “A partir de la capacitación a todos los operadores de justicia, ahora podemos decir que hemos reducido al 50% esta cifra”, anotó.

Y es que el proyecto, además de implementar estas nuevas herramientas, ha puesto el foco en el entrenamiento de los miembros del Ministerio Público, Fiscalía de la Nación y Medicina Legal en relación a los Protocolos de Entrevista Única, en el marco de la Ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar. Así como también ha contribuido a la actualización de los miembros de la Policía Nacional del Perú (PNP) sobre los procedimientos de actuación para una mejor atención a las víctimas.

La iniciativa, además, ha incidido en la decisión del Instituto de Medicina Legal de implementar, para el 2019, 35 cámaras Gesell en el país. “La misma Ley N° 30364 obliga a que existan las cámaras Gesell ya que es el principal instrumento que evita la revictimización en especial de los niños, niñas y adolescentes”, señaló Manuel Sotelo, Gerente de Calidad del Instituto de Medicina Legal.

 

Compartir en:

 

 

Gracias por tu suscripción

Te hemos enviado un mensaje a tu dirección de correo electrónico para verificar tu suscripción. Si no te ha llegado todavía, verifica la bandeja de mensajes no deseados y posiblemente ahí lo encontrarás.

Continuar